Son chin..deras

Si hay algo que me molesta de sobre manera es que jueguen con mi tiempo, que en mi caso, al ser freelance, también significa dinero.

Ayer en el transcurso del día, haciendo mis citas para dar asesorías de pensiones y fondos de inversión para el retiro me salió un prospecto que me dijo ¿puedes hoy a las 7:30? Y después de conseguir niñera le dije, va, te veo 7:30 en Reforma.

Salí de esta su casa suya de ustedes a las 6 de la tarde para llegar con tiempo suficiente, pues nos llovió, se inundó Insurgentes a la altura del WTC, hubo marcha en Reforma, hubo corte en la línea del metrobús, la lluvia se metió al metrobús, en fin, toda una travesía, pero eso a mí no me detiene cuando de trabajo se trata.

Total, a las 500 llego al lugar de la cita, el chavo este me recibe en la puerta, me dice vente y ahí voy, normal, cuando de repente entramos en un salón con mucha gente a quien estaban invitando a un multinivel; mi reacción fue:

Captura de pantalla 2016-07-01 a la(s) 11.36.02.png

  • ¿Qué es esto?
  • “Te va a gustar mucho, vas a ver”
  • “Oye, no, yo vengo a darte una asesoría para ahorrar para tu pensión, no a esto”
  • “Entra, mira que te conviene”
  • “Pero yo vengo a otra cosa”
  • “Sí, acabando esto lo platicamos, ven, siéntate”

Total que fue tanto el shock que estuve tres minutos sentada. Me levanté y cuando iba rumbo a la puerta me dice, sin descaro “¿Pero por qué te vas?” En mi mente chingatumadre “No tiene vergüenza” pero le respondí:

  • A lo mejor y estás chavo en esto de las ventas y es la primera vez que estás emprendiendo, pero no se trata de traer a la gente con engaños. Es una falta de respeto jugar con el tiempo de la gente, yo vengo aquí por trabajo porque mi profesión es ver que tu futuro esté asegurado. Me hice DOS horas de camino, me mojé, me aplastaron porque me importa el bienestar de la gente y tú me sales con esta tomada de pelo, discúlpame, pero yo me voy, las cosas no se hacen así.

Puso cara de perro regañado y me dijo: “Tienes razón, discúlpame”

Porque, MANES, somos vendedores, no juguetes de nadie. Nuestro tiempo es tan valioso como el de cualquier ser humano.

Sobre todo, las ventas JAMÁS deben de realizarse en base a engaños, las ventas son un acto de ayudar al prójimo a resolverle una necesidad, si un producto es más barato que el tuyo, tienes que destacar los beneficios de comprar/contratar contigo, pero jamás mentir.

Y bueno, así damos inicio a un nuevo semestre, una nueva oportunidad para conseguir todas las metas que nos propongamos.

¡Éxito a todos y que los multiniveles no nos hagan caer! JAJAJA JAJAJAJA

Captura de pantalla 2016-07-01 a la(s) 11.43.08.png

Anuncios

Ser vendedor #RetoBlog

Ser vendedor cuando aún no estás preparado emocional ni mentalmente puede llevarte a un punto de quiebre donde cuestiones tu existencia, tus capacidades e incluso, si no eres lo suficientemente fuerte incluso abandones tus sueños de ser tu propio jefe pues el confort y la estabilidad que te da la quincena Godín es a lo que la mayoría de la gente aspira, se preparan, estudian muchísimo y tener un puesto “seguro” en X compañía no se compara con morirse de hambre esperando recibir una comisión que tal vez nunca llegue…

Cuando uno se dedica a ventas y está iniciando siempre viene la pregunta: “¿Por qué no te buscas un trabajo de verdad?” 


¿Qué mayor realidad que salirte a la calle a vender todos los días poniendo tu hermoso rostro para exponerse a los rechazos, los plantones, los rayos UV, el tráfico, las marchas, el elevador que no funciona y tu cita es en el séptimo piso… Cuando amas lo que haces, subes cada escalón con alegría porque SABES que vas a cambiar la vida de esa persona, que le vas a dar el verdadero valor a su dinero por tu producto o servicio, porque te gusta tanto tu trabajo y la compañía que representas o incluso tu propia compañía que no hay dudas dentro de ti que den paso a las objeciones más frecuentes, las cuales en general son “miedos”, miedo de salir de la zona de confort con ese plan de ahorro, miedo de comenzar una rutina de ejercicios, miedo de solicitar ese crédito para comprar la casa de sus sueños, miedo de comprar ese coche que le encanta… Nosotros estamos ahí, no para venderles lo que se nos da la gana, si no para ayudarlos a alcanzar sus objetivos de un modo agradable, la profesión de ventas (pero de los vendedores buenos) es hacer que la gente sea feliz con lo que acaba de adquirir. 

¿Por qué no me consigo un trabajo de verdad? Porque no hay mejor realidad que esta. Ver sus caras felices, no sólo cerrar una venta si no abrir una relación con el cliente. 

Pero esto solo es para los que están locos, los que aguantan muchos NO por obtener un sólo sí. 

Esos, son los que hacen que el mundo de los negocios gire.