Bajando en espiral

Tener depresión clínica no es fácil, siempre se los he dicho. Y es que sientes una tristeza en el cuerpo como si te robaran el alma. Ahora combínalo con ansiedad y trastorno obsesivo compulsivo se siente como todo el cuerpo dormido, sin fuerzas, como que te vas a desmayar. Sabes que tienes cosas que hacer pero tu cuerpo no responde para hacerlas y entonces te da ansiedad por no poder acabarlas y así, infinito, como cayendo en espiral.

Quieres llorar pero no tienes tiempo. Entonces sonríes y finges que todo está de poca madre, pero no te ríes mucho porque las lágrimas se pueden escapar y de bipolar, loca de hospital no te bajan.

Porque sí, tener una enfermedad mental aún es un estigma, la gente que no lo entiende se aleja de ti, te critica, abusa de ti y de tus débiles decisiones emocionales. Ojalá esto se tratara como se trata un cáncer y la gente no me dijera “échale ganas” “no seas exagerada” “sé feliz”

Wow! “¡Sé feliz!” No entiendo cómo no se me había ocurrido antes 🤦🏻‍♀️

Y aquí estoy, queriéndome esforzar al máximo y sintiendo que no puedo sola.

Y me siento sola, aún no encuentro a alguien en mi vida en quien confiar, con quien sentir esa paz y decirle abiertamente que estoy pasando por una crisis para que me ayude a salir adelante.

Sigo sola en esto, porque qué hueva les doy o simplemente se van a esperar a que se me pase.

Extraño cuando no estaba enferma y tenía amigos a todas horas y no solo en los buenos momentos…

En estas crisis he pensado que definitivamente no quiero llegar a los cuarenta, así que o me hundo más esperando el día o me pongo en chinga a trabajar todo un año para realizar mis sueños y luego bai mundo. No, aún no se me ocurre una tercera opción donde todo se arregle, porque nunca se arregla.

Mañana es mi cumpleaños así que, inicia la cuenta regresiva…

Anuncios

3 comentarios en “Bajando en espiral

  1. A cada quien le llega su momento de depresión, incluso de esas etapas puede salir algo bueno. Aunque no existe una fórmula mágica para salir de la misma, es muy cierto que hay cosas que ayudan, hacer ejercicio es una manera, dedicar algo de tiempo a algo artístico también; aunado a ello te recomiendo un modelo de vida minimalista, y si se puede, aunque se que puede ser cabron, darle una oportunidad al veganismo. Quizás todo lo anterior sea una pendejada New Age, pero de qué jala… Jala. Yo creía que no se podría salir de una depresión por uno mismo, sin la ayuda de nadie, pero ni madres, claro que se puede. Sin la ayuda de un gurú, un terapeuta o una pareja comprensiva, nada de eso, uno solito hace el camino para seguir adelante e incluso sentirse feliz. Y por la edad ni te apures, es un mito y una idiotez lo de la crisis de los cuarenta,, y aunque me caga el Arjona he de admitir que tiene razón en lo de las cuatro décadas.

    En vez de decirte “ánimo” , te voy a decir “acción”.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s