Just… Madonna

Ya sé, ya sé que hace playback en los conciertos y siempre me preguntan que ¿para qué voy si ni canta en vivo?

Yo no voy para escuchar a Madonna cantar, si quiero escuchar buenos cantantes me voy a la ópera. Lo que me gusta de estos conciertos es el SHOW, la fiesta, la celebration, el bailongo, las chelas, quedar afónica de tanto gritar y cantar.

Al MDNA Tour (2012) fui con 5 meses y medio de embarazo, y créanme, valió la pena. El boleto del Sticky & Sweet (2008) lo pagué a meses sin intereses, por cierto, la venta de boletos para este concierto marcó récord pues se agotaron a los 25 minutos de haber salido a la venta ¡Ah! y también rompió récord de los boletos más caros (4 mil pesos aunque se llegaron a revender en 20 mil pesos WTF!), al concierto de los 90’s no fui porque yo apenas estaba en secundaria y Madonna andaba en una onda muy porno en ese entonces…

MDNA

Hablar de Madonna es reconocerle su evolución desde su comienzo en 1983 (seguro varios de ustedes ni habían nacido), ha sido elogiada por los críticos por sus producciones musicales y puestas en escena, dándole el título de “La Reina del Pop”.

Madonna (solita) ha vendido entre 300 y 500 millones de discos o_O! y con esto ya está incluida (obvio) en el libro de los records Guinness. De manera general, muchos biógrafos, escritores, periodistas y demás medios de comunicación la consideran como la mujer más influyente y exitosa de la historia musical y también la consideran como una de las figuras más influyentes en la música contemporánea. Tenemos que reconocer que Madonna es conocida por reinventar continuamente su música y su imagen (bien lo dice el dicho: “renovarse o morir”)

 

IMG_1563.JPGHoy tuve cita con el loquero, sinceramente después de la fractura sentía que me había desmoronado y que no valía la pena seguir con el tratamiento, que nada cambiaba y que había vuelto la misma Pokzy llorona y que todo lo ve negro…

Hoy sé que después de un madrazo poli trauma como el que me di, donde por fortuna sólo me rompí el pie (les juro que por lo menos una mano también pensé y aún siento que tuve rota) bueno dice el doc que es normal, los seres humanos hacemos planes pensando que jamás nos va a pasar nada y llegaremos a cumplirlos, pero ¿y si no?
Y si no, bueno, viene la frustración, el enojo, la decepción, en mi caso al no poderme mover e ir a trabajar, a la escuela y cuidar niños pues me puso en una situación aún más vulnerable. Me sentí inútil y que no servía para nada ¿por qué?

Porque soy la mamá en esta historia.

Y las mamás tenemos ese mal hábito de pensar siempre en todos los demás y hasta el final en nosotras. Queremos lo mejor para nuestros hijos, ayudar al marido hasta donde sea posible aunque eso implique dejar de lado nuestras necesidades y diversiones.

¿Saben cual fue el consejo de hoy?

RE LÁ JA TE, Maribel (así me digo cuando me auto regaño) el trabajo sigue ahí, la escuela ya empezó pero estoy a tiempo de ponerme al corriente y sobretodo, mis hijos están disfrutando la compañía de su mamá.

Así que HOY por primera vez en los 30 días que llevo de incapacidad no me levanté de la cama para nada. Disfruté y comprendí que esto es reposo.

Hasta la gastritis se me quitó.

Ooooooh, la medicina y las ciencias sociales trabajando juntas.

Ah ¿qué por qué el durazno? Cuando estaba en consulta el doctor lo tenía en su escritorio, yo fui sin desayunar por lo que no le quité la vista de encima todo el rato, creo que se dio cuenta de mi hambre jijiji.

Deja que Salga la luna

Deja que Salga la luna

“I’m not a morning person!”

Pero eventos especiales como el de hoy hacen que me levante un poco más temprano de lo habitual.

Tenemos lo que se llama ECLIPSE LUNAR y les puedo decir que ninguna foto es tan hermosa como se ve la luna esta madrugada.
IMG_1498.JPGAjam, la cámara de mi iPhone es una chafada para estas cosas. Pero gracias al maravilloso internet les dejo otras fotos más bonitas.

IMG_1503.PNG

IMG_1500.JPG

IMG_1521.JPG

IMG_1522.PNG

IMG_1520.PNG

Finalmente la luna se ocultó detrás de la montaña, dando una clausura digna de un hermoso espectáculo de la naturaleza.

IMG_1513.JPG

IMG_1517.JPG

IMG_1516.JPG

IMG_1515.JPG

¿La mano peluda?

Hoy no salí a la calle así que les contaré lo que me sucedió ayer en la noche.

Eran pasadas las 10:30 pm y estaba acostada en la cama abrazando a mi beba de 18 meses quien se acababa de quedar dormida. La lluvia caía intensamente y golpeaba un poco la ventana, pequeñas cascadas caían de la ventana de arriba.

10:30 pm. Para quienes me conocen saben que a esa hora ni Jesucristo en persona logra que me de sueño y ahí estaba yo, en mi cama, acostada de lado viendo y disfrutando a mi bebé dormir. De pronto, sentí una mano en la nuca acariciando mi cabello, cerré los ojos y mi rostro dibujó una sonrisa agradeciendo el cariño cuando recordé ¡ESTOY SOLA CON LA BEBÉ EN ESTE CUARTO!

IMG_1489-0.JPGAbrí los ojos y al mismo tiempo que la sensación de acariciarme el cabello se desvanecía, un escalofrío me recorrió la espalda hasta los pies (sí, pude sentirlo debajo del yeso). Sentí un hueco en el estómago y en vez de voltear a ver si había algo, o alguien nooooo, ni mayes abracé más fuerte a la bebé.

Un relámpago y segundos después un trueno me sacan de ese estado. No de terror, si no de interrogante sobre ¿Qué fue? ¿Estoy tan cansada de la fractura y la incapacidad que me lo imaginé? O por otro lado también pensé; como ya se acerca día de muertos y fin de año comienzan las energías a moverse y renovarse.

Esto lo escribo aquí, porque si se lo cuento al loquero, me va a dejar encerrada en un cuarto blanco de paredes acolchadas por una temporada.

IMG_1490-0.JPG

Once horas sin Luz.

Es increíble cómo los seres humanos dependemos tanto de algo que no se genera “naturalmente”, ajam, la luz eléctrica. Esa que hace que prenda nuestra tele, nuestra computadora, nuestro celular, ¡¡¡NUESTRO INTERNET!!!

Hoy los señores de Comisión Federal de Electricidad la cortaron así sin previo aviso a las 9:47 am por lo que dije: “Ok, es un apagón, no tarda en regresar” *voltea y mira el reloj* las 10, las 11 “ah caray! Esto ya está raro” y pues nada, la luz no volvió.

Como ustedes saben, estoy de incapacidad por un pie roto y por consecuencia de ir “de cojito” en distancias cortas aquí en el depto, pues “el pie bueno” también ya se lesionó y tengo una Fascitis Plantar lo que hace q si apoyo el pie sea doloroso. Así que mi día consiste en estar en cama y lo más quieta posible para que mis pies sanen rápido.

Sin luz pues me aferré al celular, al Twitter y al whatsapp. Afortunadamente también recibí llamadas del trabajo lo que hizo q de las 9:47 a las 11:30 pasarán rápido, hasta que caí en cuenta que la luz no iba a regresar y tenía 38% de batería 😱 ¡no por Dios! ¡El horror! ¡El Apocalipsis! Porque ¿a poco no? Nos da ansiedad saber que nos estamos quedando sin pila. En lo personal se me ocurrió que podrían pasar mil emergencias y nadie me podría localizar, todo un terror psicológico mala onda hasta que el último suspiro de la batería dio su último aliento a las 2:40 de la tarde.

SILENCIO

Y sí, silencio. Cuando no hay luz los humanos nos volvemos callados, nos envolvemos, caminamos despacio, hablamos bajito, se relaja el ambiente y podría jurar que hasta sentí el aire entrando en mis pulmones. Fue una sensación de relax total haber dejado de ser esclava tecnológica y decir: “Yei! Voy a hacer lo que me venga en gana!” Y cuando quise saltar de la cama a disfrutar mi libertad pues no, no pude jejeje.

Me encontré un libro de Anne Rice (de mis escritoras favoritas) ya lo comencé y planeo dejar de estar esclavizada al celular las tres semanas q me quedan de incapacidad. Ojalá lo logre porque el internet es un vicio que no puedo dejar.

¿Cómo pude vivir así en los noventas?

Al final, la luz regresó casi a las 10 de la noche.

IMG_1477.JPG