El problema no es problema

Mi problema es que soy muy obsesiva y a veces en mi obsesión dejo de lado miles de cosas.

Mi problema es querer tener todas las respuestas a cosas que quizá ni siquiera sean preguntas.

Mi problema es dar todo el corazón sin pensar fijarme si me van a lastimar o algo.

Mi problema es asumir, en vez de preguntar.

Mi problema es el miedo. El miedo a las respuestas, oooohquela, sí, quiero saber pero me da miedo la respuesta porque siento que todo lo hice mal, que es mi culpa, que fallé, que traicioné, que herí a quienes quiero y lo peor, sin darme cuenta.

Mi problema es qué hay cosas que hice, que dije, que incluso están en video, pero no me acuerdo. Y eso me asusta.

Mi problema es el stress y la caída del cabello.

Mi problema es que no puedo encerrarme en mis pensamientos y dejar de contestar mensajes en el celular porque la gente “se siente” pero ¿cuando me han llamado para decirme “¿cómo estás?”? Pocas, muy pocas. Contadas con los dedos de una mano.

Y sí tengo ganas de encerrarme en el armario varios días, mi problema es que tengo obligaciones, pero ya me siento a nada de soltarlas.

Mi problema es pensar que el mundo estaría mejor sin mi, pensar qué tal vez si yo no hubiera nacido la vida de la gente cercana a mi sería mejor y la de los no Yam cercanos seguiría exactamente igual.

Me gustaría ser como toda esa gente fuerte que no les importa el qué dirán, el qué pena, qué miedo, qué oso y crecer, crecer hasta donde yo quiera.

Porque me sigo sintiendo chiquita y sin valor.

Y me dicen que deje de llorar, como si a mi no se me hubiera ocurrido antes.

Y pues… ya. Para colmo, mi maléfica mente piensa que ya los aburrí, que ya los fastidié.

Anuncios

Bajando en espiral

Tener depresión clínica no es fácil, siempre se los he dicho. Y es que sientes una tristeza en el cuerpo como si te robaran el alma. Ahora combínalo con ansiedad y trastorno obsesivo compulsivo se siente como todo el cuerpo dormido, sin fuerzas, como que te vas a desmayar. Sabes que tienes cosas que hacer pero tu cuerpo no responde para hacerlas y entonces te da ansiedad por no poder acabarlas y así, infinito, como cayendo en espiral.

Quieres llorar pero no tienes tiempo. Entonces sonríes y finges que todo está de poca madre, pero no te ríes mucho porque las lágrimas se pueden escapar y de bipolar, loca de hospital no te bajan.

Porque sí, tener una enfermedad mental aún es un estigma, la gente que no lo entiende se aleja de ti, te critica, abusa de ti y de tus débiles decisiones emocionales. Ojalá esto se tratara como se trata un cáncer y la gente no me dijera “échale ganas” “no seas exagerada” “sé feliz”

Wow! “¡Sé feliz!” No entiendo cómo no se me había ocurrido antes 🤦🏻‍♀️

Y aquí estoy, queriéndome esforzar al máximo y sintiendo que no puedo sola.

Y me siento sola, aún no encuentro a alguien en mi vida en quien confiar, con quien sentir esa paz y decirle abiertamente que estoy pasando por una crisis para que me ayude a salir adelante.

Sigo sola en esto, porque qué hueva les doy o simplemente se van a esperar a que se me pase.

Extraño cuando no estaba enferma y tenía amigos a todas horas y no solo en los buenos momentos…

En estas crisis he pensado que definitivamente no quiero llegar a los cuarenta, así que o me hundo más esperando el día o me pongo en chinga a trabajar todo un año para realizar mis sueños y luego bai mundo. No, aún no se me ocurre una tercera opción donde todo se arregle, porque nunca se arregla.

Mañana es mi cumpleaños así que, inicia la cuenta regresiva…

Hablemos de la Depresión

Saquen sus pañuelos

Naaaaah ¡mentira!

Les quiero hablar de la depresión desde el lado de una persona depresiva, sí, de esas que cada media hora tenemos que recordar las cosas buenas para evitar caer (nuevamente) en un pozo profundo y negro de desesperanza y desolación aparentemente sin razón alguna.

Y es que aceptar que estás enferma no es fácil, simplemente piensas que es flojera, que tu carácter cambió, que te volviste amargada por tantas cosas feas que te han pasado en la vida, algunas veces pensé ¿y si es berrinche tipo de niño de dos años lo que estoy haciendo?

Es difícil pedir ayuda, es difícil bajar el orgullo y decir "no entiendo qué me pasa" y mucho más difícil contarle a un doctor sin sentir que le haces perder su tiempo en algo que tal vez no es nada.

Llevo varios años en tratamiento y a veces no veo una salida. Por mi profesión me he reencontrado con amigos de mi infancia que recuerdan a una Nancy que ya no soy yo, amorosa, detallista, que se sabía mil chistes, el alma de la fiesta, la popular, la que tal vez pondría su academia de baile y para estas alturas ya tendría publicados varios libros de cuentos y poemas.

Pero no. Me enfermé de algo que llamo el "Mata sueños" y que por no pedir ayuda a tiempo se apoderó tan fuerte de mi que me está costando trabajo salir de ello.

Le comentaba a Pao que hace muchos años no deseo algo con toda el alma, que nada me emociona ni me motiva, ya ni siquiera las vacaciones. El camino se hace pesado y largo.

¿Que cómo me veo en cinco años?

Esa es una pregunta muy difícil para alguien con depresión, primero déjame llegar a la siguiente semana y ya luego vemos.

Oh desilusión Katy Perry

Pues ¿qué les cuento? Que ya acabé de escuchar el nuevo disco de Katy Perry y CERO me encantó. 

Lo escuché completo pues amo su rola con toque noventero swish swish y los bajos en Bon Appetit, entonces dije ha de estar buenísimo y pues… no. Además ¿son mis nervios o le da un aire a David Bowie la portada del disco? Por eso me fui con la finta. 

Total que es un disco en general lento, un álbum que no podrías poner para armar un precopeo y menos para hacer las labores domésticas. Y miren que ya a mi edad, con estas canas, he escuchado mucha música y hay discos salvables pero este nuevo álbum de Katy Perry no lo es. 

Seguro está deprimida, no encuentro otra explicación. 

Son chin..deras

Si hay algo que me molesta de sobre manera es que jueguen con mi tiempo, que en mi caso, al ser freelance, también significa dinero.

Ayer en el transcurso del día, haciendo mis citas para dar asesorías de pensiones y fondos de inversión para el retiro me salió un prospecto que me dijo ¿puedes hoy a las 7:30? Y después de conseguir niñera le dije, va, te veo 7:30 en Reforma.

Salí de esta su casa suya de ustedes a las 6 de la tarde para llegar con tiempo suficiente, pues nos llovió, se inundó Insurgentes a la altura del WTC, hubo marcha en Reforma, hubo corte en la línea del metrobús, la lluvia se metió al metrobús, en fin, toda una travesía, pero eso a mí no me detiene cuando de trabajo se trata.

Total, a las 500 llego al lugar de la cita, el chavo este me recibe en la puerta, me dice vente y ahí voy, normal, cuando de repente entramos en un salón con mucha gente a quien estaban invitando a un multinivel; mi reacción fue:

Captura de pantalla 2016-07-01 a la(s) 11.36.02.png

  • ¿Qué es esto?
  • “Te va a gustar mucho, vas a ver”
  • “Oye, no, yo vengo a darte una asesoría para ahorrar para tu pensión, no a esto”
  • “Entra, mira que te conviene”
  • “Pero yo vengo a otra cosa”
  • “Sí, acabando esto lo platicamos, ven, siéntate”

Total que fue tanto el shock que estuve tres minutos sentada. Me levanté y cuando iba rumbo a la puerta me dice, sin descaro “¿Pero por qué te vas?” En mi mente chingatumadre “No tiene vergüenza” pero le respondí:

  • A lo mejor y estás chavo en esto de las ventas y es la primera vez que estás emprendiendo, pero no se trata de traer a la gente con engaños. Es una falta de respeto jugar con el tiempo de la gente, yo vengo aquí por trabajo porque mi profesión es ver que tu futuro esté asegurado. Me hice DOS horas de camino, me mojé, me aplastaron porque me importa el bienestar de la gente y tú me sales con esta tomada de pelo, discúlpame, pero yo me voy, las cosas no se hacen así.

Puso cara de perro regañado y me dijo: “Tienes razón, discúlpame”

Porque, MANES, somos vendedores, no juguetes de nadie. Nuestro tiempo es tan valioso como el de cualquier ser humano.

Sobre todo, las ventas JAMÁS deben de realizarse en base a engaños, las ventas son un acto de ayudar al prójimo a resolverle una necesidad, si un producto es más barato que el tuyo, tienes que destacar los beneficios de comprar/contratar contigo, pero jamás mentir.

Y bueno, así damos inicio a un nuevo semestre, una nueva oportunidad para conseguir todas las metas que nos propongamos.

¡Éxito a todos y que los multiniveles no nos hagan caer! JAJAJA JAJAJAJA

Captura de pantalla 2016-07-01 a la(s) 11.43.08.png

Ser vendedor #RetoBlog

Ser vendedor cuando aún no estás preparado emocional ni mentalmente puede llevarte a un punto de quiebre donde cuestiones tu existencia, tus capacidades e incluso, si no eres lo suficientemente fuerte incluso abandones tus sueños de ser tu propio jefe pues el confort y la estabilidad que te da la quincena Godín es a lo que la mayoría de la gente aspira, se preparan, estudian muchísimo y tener un puesto “seguro” en X compañía no se compara con morirse de hambre esperando recibir una comisión que tal vez nunca llegue…

Cuando uno se dedica a ventas y está iniciando siempre viene la pregunta: “¿Por qué no te buscas un trabajo de verdad?” 


¿Qué mayor realidad que salirte a la calle a vender todos los días poniendo tu hermoso rostro para exponerse a los rechazos, los plantones, los rayos UV, el tráfico, las marchas, el elevador que no funciona y tu cita es en el séptimo piso… Cuando amas lo que haces, subes cada escalón con alegría porque SABES que vas a cambiar la vida de esa persona, que le vas a dar el verdadero valor a su dinero por tu producto o servicio, porque te gusta tanto tu trabajo y la compañía que representas o incluso tu propia compañía que no hay dudas dentro de ti que den paso a las objeciones más frecuentes, las cuales en general son “miedos”, miedo de salir de la zona de confort con ese plan de ahorro, miedo de comenzar una rutina de ejercicios, miedo de solicitar ese crédito para comprar la casa de sus sueños, miedo de comprar ese coche que le encanta… Nosotros estamos ahí, no para venderles lo que se nos da la gana, si no para ayudarlos a alcanzar sus objetivos de un modo agradable, la profesión de ventas (pero de los vendedores buenos) es hacer que la gente sea feliz con lo que acaba de adquirir. 

¿Por qué no me consigo un trabajo de verdad? Porque no hay mejor realidad que esta. Ver sus caras felices, no sólo cerrar una venta si no abrir una relación con el cliente. 

Pero esto solo es para los que están locos, los que aguantan muchos NO por obtener un sólo sí. 

Esos, son los que hacen que el mundo de los negocios gire. 

Historias de Terror presenta: El Unfriend #RetoBlog

Hoy en la mañana me pusieron este tema y en lo personal es algo espinoso para mí pues lo he vivido en carne propia con personas a quienes consideraba muy queridas, les lloré más que a mí gran amor… Bueno, no tanto, pero sí. 

Y es que en esta vida nada es eterno, tampoco las amistades. Afortunadamente cuento con la bendición de tener amigos a quienes conozco de toda la vida y pues básicamente ya son familia y luego está la gente que va llegando con motivo del trabajo, de la universidad, de los hobbies, de las redes sociales. 

Hoy en día, en nuestro egocentrismo donde queremos que todo nos aplaudan, que a todo nos den “like”, pues cuando alguien no lo hace sentimos que no le importamos, que estamos distanciados, que seguro me tiene envidia o ya se enojó por algo ¿a poco no? 


Pero yo crecí en los ochenta, donde no había internet, ni control remoto, ni computadoras en casa ni teléfonos celulares, donde si queremos hablar con alguien pues le marcamos, si queremos ver a alguien, pues lo vemos, si queremos que alguien forme parte de nuestra vida, pues lo invitamos a nuestros festejos… Lamentablemente hay gente que no lo ve así. 

Y es que cuando no hay cosas en común es más difícil mantener la amistad, se va diluyendo hasta ser un par de desconocidos, dejarnos de ver, dejarnos de hablar y después darle click al botón “unfriend” pues es el final. A veces ni cuenta nos damos en meses, otras veces (como fue mi caso) todo fue de golpe y jamás supe que hice o qué no hice, lo que me quedó bien claro es que esa persona no me quería más en su vida y como la quiero, respeto su decisión. Aunque, mi TOC hubiera agradecido una explicación, el psiquiatra me tiró de a loca y me dijo: “YAAA NEEEEXT” 

Así que pues, las amistades hoy considero que son como los nuevos electrodomésticos, tienen fecha de caducidad y las que no, es que están hechas de un mejor material.